Opinión

El 10 de enero de 2019 se está convirtiendo en una fecha simbólica, y hay la sospecha que se puede quedar en el puro simbolismo, si no se acuerpa una fuerza que desde la denuncia de la ilegitimidad de Maduro, se comprometa a fondo a superar la hegemonía.
El tribunal de conducta actuó de oficio tras la información periodística y juzgó y condenó a Almagro sin convocarlo, informarle y preguntarle nada.
Este pequeño, hasta ahora insignificante partido dio el batacazo en las elecciones autonómicas en Andalucía y obtuvo 12 diputados (11%).
Parece que para el chavismo es imposible entender que la riqueza de un país radica en su gente y en las oportunidades que el país ofrezca, no en las riquezas del suelo y subsuelo.
La verdad es que uno no sabe si reír o llorar; o ambas cosas. Lo que sí se sabe es que si la hegemonía no se supera, ahora, en enero o cuando más pronto sea mejor, el país seguirá en agonía y el fin definitivo de su viabilidad no se podrá conjurar.
Template by JoomlaShine